Membranas en odontología, las claves para un resultado exitoso | M10

e-shop

|  acceso/registro  |

contacto  |

Membranas en odontología, las claves para un resultado exitoso

La regeneración tisular guiada y la regeneración ósea guiada son técnicas odontológicas que requieren la colocación de membranas reabsorbibles o no reabsorbibles, para la recuperación del tejido blando u óseo perdido alrededor de un diente o implante. Su función principal, es actuar como barrera entre el tejido blando y el hueso remanente evitando así, que las células epiteliales de rápida reproducción cierren el defecto óseo.

Esta es la forma de mantener el espacio durante el tiempo necesario para que se adhieran las células de lenta proliferación en la zona del defecto y conseguir el volumen óseo suficiente que garantiza la estabilidad del futuro implante.

En resumen, las membranas en odontología actúan como barreras que cubren el injerto, para protegerlo de la invasión de tejidos blandos, conectivo y  epitelio, favoreciendo la neoformación ósea.

Un poco de historia…

En 1964 Bjorn proporciona las primeras informaciones sobre las membranas. Un primer acercamiento para introducir el concepto de “excluir el epitelio del proceso de sanado”. En  1976, Melcher hizo referencia a la influencia de los mecanismos biológicos en el proceso de cicatrización ósea periodontal.

Entre ambos, establecieron las bases de lo que actualmente conocemos como regeneración tisular guiada.

Clica aquí para ver el vídeo sobre las propiedades de MatrixFlex

Sin embargo, no fue hasta 1982 que se realizó el primer tratamiento con membranas. Nyman y Cols tuvieron que hacer frente a un defecto óseo de 11 mm encontrado en un incisivo mandibular. Colocaron una membrana sobre la superficie radicular cubriendo parte del hueso periférico y suturaron el colgajo. De esta forma, se consiguió la exclusión del epitelio gingival y el tejido conectivo, originando el desarrollo de la regeneración ósea guiada.

Tipos de membranas en odontología

Las membranas en odontología, al igual que los injertos óseos, sean de origen humano, animal o sintético, también se clasifican según su capacidad de reabsorción. Basándonos en este criterio, distinguimos:

Membranas no reabsorbibles

Son membranas no reabsorbibles aquellas que no son biodegradables y requieren una segunda intervención para ser retiradas. Según el tipo de material en el que sean obtenidas, distinguimos:

  • PTFE, membranas obtenidas en poliratrafluoretileno denso o expandido. Son biocompatibles y en función al tamaño del defecto, pueden colapsarse.
  • Membranas fabricadas en titanio. Son biocompatibles y presentan gran capacidad para mantener el espacio, por lo que son ideales para grandes defectos.
  • PTFE reforzado con titanio, es una combinación de las dos anteriores.

Últimas 24 horas

Clica aquí y canjea tu cupón decuentobio25

Membranas reabsorbibles

Son membranas degradables a través de distintos procesos biológicos gracias a su compuesto. Podemos encontrar:

  • Membranas de colágeno. Esta tipología es una de las más utilizadas en la cirugía actual con regeneración ósea. Están obtenidas a partir de colágeno tipo I y se caracterizan por su fácil manejo, elevada biocompatibilidad y gran capacidad para favorecer el grosor gingival.
  • Obtenidas del pericardio. Sistema barrera de origen animal caracterizada por su gran elasticidad, lo cual, facilita su adhesión al defecto.
  • Extraídas de la dermis. Estas membranas presentan un comportamiento similar a las membranas no reabsorbibles. En un principio, se consideró una alternativa a los injertos conectivos y al tiempo, se demostró su gran utilidad en regeneración ósea por su completa incorporación a los tejidos blandos circundantes.
  • Las membranas corticales también tienen características semejantes a las membranas no reabsorbibles. Estos sistemas de barrera están compuestas por hueso cortical y tienen gran capacidad para conservar el espacio creado.

Las 5 condiciones de Dhalin, un «mantra» esencial para hacer tus casos más predecibles

El estudio de Dahlin nos proporciona una serie de condiciones que deben darse para maximizar la predictibilidad del resultado en casos en los que se aplica la regeneración ósea.

Estos condicionantes, crean el espacio perfecto para la adecuada formación hueso.

  1. Registro de células osteogénicas próximas al defecto óseo.
  2. Vascularización adecuada de la zona ósea vecina.
  3. Estabilidad mecánica del área afectada durante la cicatrización.
  4. Conservar el espacio entre la membrana y el hueso residual.
  5. Capacidad de la membrana para excluir células del tejido conectivo o tejidos blandos del espacio creado por la membrana.

Qué debes saber a la hora de manipular membranas

El éxito de la técnica de regeneración ósea guiada también está influenciado por el protocolo de manipulación que debe desarrollarse sobre la membrana. Tratarla incorrectamente, podría dar pie a una complicación durante la etapa postoperatoria del paciente e incluso no conseguir el resultado final esperado.

Algunos de los consejos documentados a lo largo de los años se resumen en:

  • Coloca la membrana de tal manera que cubra el defecto y parte de su periferia, en al menos 3 mm. Evitando además, los bordes afilados.
  • Es esencial que consigas una membrana que garantice la estabilidad del tejido, un grosor suficiente y una vascularización adecuada. Debes poder suturar sin tensión y recubriendo la membrana en su totalidad.
  • La membrana tiene que construir un espacio adecuado para el proceso de regeneración ósea. Generalmente, los defectos óseos de 3 paredes o con forma de circunferencia dan soporte suficiente a la membrana para que se mantenga el espacio adecuado. Si aplicas una membrana reabsorbible, ten en cuenta que pueden colapsarse si no tienen un apoyo óseo suficiente.
  • Ten cuidado durante la manipulación del colgajo para mantener su correcta vascularización.
  • Durante la inserción del producto debes evitar dobleces y velar por la adaptación de la membrana al tejido óseo circundante.

Todas las membranas y barreras disponibles en Medical10, ¡elige la tuya!

Láminas y matrices de origen humano

Lámina 100% cortical mineralizada de origen humano

Hueso cortical estructural mineralizado liofilizado en forma de tira diseñado especialmente para la técnica de encofrado. Se trata de un injerto osteoconductor, que ha sido tratado y esterilizado mediante procesos exclusivos patentados Allowash XG® y Preservon®.

Lámina 100% cortical desmineralizada de origen humano

Gracias a las nuevas tecnologías la lámina cortical desmineralizada es ideal para defectos horizontales y verticales. A través de un tratamiento exclusivo, la lámina se adapta perfectamente al lecho quirúrgico ya que presenta extrema flexibilidad, garantizado el mantenimiento de los defectos exigentes.

Matriz celular dérmica de origen humano

La recuperación de los tejidos blandos se hace indispensable para conseguir una regeneración ósea con éxito. La arquitectura tridimensional rica en colágeno y elastina proporciona un soporte ideal para la recuperación de los tejidos en retracciones o engrosamientos gingivales. La matriz acelular dérmica favorece la migración de células de los tejidos adyacentes y la aparición de nuevos vasos sanguíneos remodelándose así el tejido del propio paciente.

Membranas de origen porcino

MatrixFlex™

Membrana de colágeno de origen porcino de rápida reabsorción. Indicada para regeneración ósea guiada y regeneración tisular guiada. Es de fácil manejo y cómoda recolocación. El tiempo de reentrada oscila entre los 3 y 4 meses.

MatrixDerm®

Membrana de colágeno de origen porcino y reabsorción media. Indicada para pequeños y medianos tratamientos periodontales y regeneración ósea guiada. MatrixDerm proporciona un equilibrio perfecto entre manejo, resistencia y tiempo de reabsorción. Presenta un tiempo de reentrada de 6 a 9 meses.

MatrixDerm®  EXT

Membrana de colágeno elaborada a partir de dermis porcina de lenta reabsorción. Indicada para grandes defectos y atrofias severas. Presenta mayor tiempo de reabsorción, dureza, estabilidad y adaptabilidad, especialmente indicada para regeneración ósea guiada Su tiempo de reentrada es de 9 a 12 meses.

Rapi-Guide

Membrana cross-linked de origen porcino. Su grosor de 0.3 mm, permite un fácil manejo y una hidratación instantánea. Esta membrana está indicad par defectos de pared vestibular, recubrimiento del seno o ventana sinusal, defectos horizontales regulares y pequeños defectos. Su tiempo de reabsorción oscila entre los 8 y 12 meses.

Membranas no reabsorbibles de origen sintético

Las membranas no reabsorbibles de PTFE-d (politetrafluoroetileno denso) proporcionan una sólida barrera y están indicadas para casos de regeneración ósea vertical. Previenen el desplazamiento de células desde el tejido conectivo y funcionan como barrera para bacterias. Proporcionan el espacio adecuado para la formación de hueso nuevo. Las membranas PTFE denso están reforzadas con titanio garantizando el mantenimiento del espacio en los casos más severos.  Medical10 tiene disponibles para ti:

 

¿Quieres aprender más sobre Regeneración Ósea Guiada?

Aprovecha esta nueva oportunidad para conocer de la mano del Dr. Javier Mayor Arenal los tips esenciales con los que

podrás garantizar un resultado óptimo en tus casos de ROG.

INSCRIPCIONES ABIERTAS AQUÍ

Anterior Single (14×24 mm)

Indicado para alvéolos de extracción unitarios, especialmente cuando faltan una o más paredes óseas.

Posterior Single (20×25 mm)

Diseñado para zonas posteriores con defectos óseos o aumento del reborde alveolar en zonas edéntulas.

Posterior large (25×30 mm)

Esta membrana está indicada para zonas posteriores con grandes defectos óseos o aumento del reborde alveolar en zonas edéntulas.

Las nuevas tecnologías, los estudios científicos y la necesidad de dar respuesta a las exigencias del defecto, han permitido una evolución espectacular de las membranas. Siendo, esenciales para conseguir el éxito tanto en regeneración tisular guiada como en regeneración ósea guiada.

Medical10 te ofrece una diversidad de membranas claves para su aplicación en defectos dentales. Sus propiedades en cuanto a manipulación, elasticidad, tiempos de reabsorción y biocompatibilidad, las sitúa entre tus opciones para tus tratamientos de implantología o periodoncia.

¡Hola! Usamos cookies para personalizar publi y contenidos y ofrecerte sólo lo que más te gusta. Puedes leer sobre ello aquí o hacer clic directamente para seguir navegando por Medical10. Tranquilo, este mensaje solo aparece una vez =).